Noticia anterior

LAMENTABLES señores ministros,

Noticia siguiente
Carta De La Diputada En El Parlamento De Suecia, Gudrun Schyman, Portavoz Del Grupo Iniciativa Feminista, A Propósito Del Mundial De Fútbol. LAMENTABLES señores ministros,

  El Campeonato del Mundo de Fútbol se aproxima. Acaba de celebrarse el sorteo hace un mes -Suecia jugará en Dortmund, Berlín y Colonia- y los billetes se han comprado al asalto. Las páginas deportivas de los diarios facilitan información sobre cómo acceder a los estadios y qué hacer en el tiempo libre entre los partidos.  Lo que no se dice en las páginas de ocio de la documentación del viaje, ni en las páginas deportivas donde se escriben artículos sobre los futbolistas y su capacidad para conseguir objetivos, es de qué forma emplearán su tiempo libre entre o después de los partidos. Si hay que celebrar una victoria o consolarse después de un fracaso, en cualquier caso, ¡los cuerpos de las mujeres estarán disponibles! Una idea muy extendida y bien admitida para estas ocasiones en que el deporte y la explotación sexual de las mujeres van unidos, todo en su lugar. Norman Jakob, abogado del grupo de inversores que construirá parte de los nuevos burdeles dijo que "curiosamente, el fútbol y el sexo están perfectamente unidos" (diario ‘Dagens Nyheter’ del 22 noviembre 2005). La excitación es el detonante del placer, rápido, sin obstáculos, mucho más fácil de obtener que las entradas para los partidos.   Alemania, que autoriza sin escrúpulos la prostitución, pone de su parte permitiendo la construcción de mega-burdeles bien equipados de habitaciones, facilitando de este modo que puedan comprarse los servicios de cien prostituidas a la vez. Por si esto no fuera suficiente, habrá también servicios rápidos, llamados "performance boxes" (cabinas de sexo rápido), una especie de pequeñas cabinas con el cartel entren sin llamar, equipados con un distribuidor de preservativos, bebidas, caramelos y frutos secos. Este conjunto se construye partiendo de la aceptación incuestionable de que la sexualidad de los hombres es incontrolada y se basa en la satisfacción de las necesidades inmediatas sobre la marcha.   Muchas organizaciones de mujeres alemanas y suecas han hecho sonar las alarmas. Estiman que llegarán entre 30.000 y 100.000 mujeres, procedentes sobre todo de los países bálticos, a las que engañarán con promesas de empleos en el sector servicios, como camareras en bares y restaurantes. La realidad es que serán obligadas a prostituirse. Para ello se prepara una magnífica ocasión para el mercado de los traficantes, un mercado de explotación sexual del cuerpo de los seres humanos, una moderna trata de esclavos que está totalmente prohibida, incluso en Alemania.
Toda la industria del sexo está preparando crímenes muy graves para el Campeonato del Mundo de Fútbol.  Por esta razón, los ministros de igualdad entre sexos y el de deportes han sido interpelados en el Parlamento [sueco], sobre todo por mí misma. Sus respuestas son idénticas a su artículo aparecido el 29 de diciembre pasado en el Diario Aftonbladet: "¡Nosotros condenamos!", añadiendo para que la gente se sume a ello: "¡Hágalo usted también!".  Esto está bien, pero ¿y después?: ¡todo va a seguir como antes! En ese artículo los ministros escriben que nuestra concepción como hombre suecos/.../ en Suecia o en el extranjero no se puede apoyar a una industria que explota, desprecia y ofende el cuerpo de las mujeres.

  Pero entonces ¿cómo se puede intervenir?, ¿estamos de acuerdo en que los hombres suecos compren sexo?, ¿es aceptable que la UE cierre los ojos ante la organización criminal que se prepara y que conducirá a un mercado al que los mismos ministros llaman "una trata de esclavas indigna de nuestro tiempo"?.  La reacción normal de los altos responsables políticos debería ser la convocatoria inmediata de una reunión de ministros responsables de la UE. Los ministros del Interior, de Justicia, de la Igualdad y la Paridad, y del Deporte tendrían que reunirse en una cumbre con responsables de Estado, de las ONGs implicadas, conocedoras y capacitadas para tratar estas cuestiones.  Existen muchas organizaciones con preparación suficiente en Suecia y en el seno de la UE, con un objetivo común de colaboración eficaz, más allá de las fronteras geográficas y políticas, y de las instituciones; y de actuación para que los temores de las organizaciones de mujeres no sean una realidad.  El mercado del cuerpo de la mujer debe ser prohibido en todas sus dimensiones. Puesto que nosotros (los ministros y yo misma) estamos de acuerdo en que la prostitución es una forma de violencia de los hombres contra las mujeres, entonces el mercadeo (trafficking) tiene que estar considerado como una violencia aún más grave.  Si la seguridad de los seres humanos no puede estar garantizada en una sociedad, entonces nos enfrentamos a un problema de seguridad nacional e internacional. La violencia hacia las mujeres es un gigantesco problema de seguridad mundial. La acción política debe estar en consonancia con las declaraciones y las proclamas oficiales.  Hace algún tiempo, algunos futbolistas del equipo sueco fueron acusados de abusar de una mujer, asunto sobre el que se escribieron muchos artículos de prensa. Los poderes públicos lo calificaron de escándalo. Una periodista escribía en la página de deportes: "Eso se produce todos los días, solo que se hace con discreción...". Después de la tempestad llegó la calma, ¿y en el fondo qué ha cambiado?, ¿cual es la visión de la relación entre hombres, partidos y machismo?  ¿Cuándo veremos a los señores Ministros y a los periodistas abordar esta cuestión con profundidad?

Gudrun SchymanDiputada. Portavoz de Iniciativa Feminista (FI)Suecia - 12 de enero 2006

- Divulgada por la Asamblea de Mujeres del FSE, Atenas 2006.

Traducción: Maria Villa Cuadrado Jiménez

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Viernes 20 de enero de 2017 - 10:45