Noticia anterior

EL HONOR DE LOS HOMBRES LO PAGAN LAS MUJERES

Noticia siguiente
EL HONOR DE LOS HOMBRES LO PAGAN LAS MUJERES

Hace tres años una joven fue violada por cuatro hombres de su pueblo. Fue violada porque su hermano "había mantenido relaciones" con una mujer mayor que él. Fue violada porque el "consejo del pueblo" así lo dictaminó. Y fue violada, una y otra vez, por aquellos cuatro hombres mientras cientos de lugareños y lugareñas no hicieron nada por impedir aquél macabro atropello. Cuando estos tipejos quedaron saciados, la joven fue obligada a caminas hasta su casa desnuda. El súmmum del desprecio. Alguien le tendió un trozo de tela para que se cubriera su dolorido cuerpo.

  Sucesos tan tenebrosos pasan en pleno siglo XXI. Los leemos en la prensa casi a diario y los gobiernos no hacen nada, absolutamente nada para parar este virus. No es que éstos no hagan nada, al permitir que en el siglo que estamos sigan sucediendo agresiones –y asesinatos- sino que los otros gobiernos cómplices no rompen sus relaciones ni tampoco repudian, públicamente, semejantes crímenes. Al fin y al cabo, ¿qué importa la vida de una mujer si lo comparamos con la merma que sufrirían las arcas nacionales de llamar la atención por semejantes delitos? Llegan hasta olvidarse que las arcas, sus arcas, se han llenado también con el esfuerzo de estas víctimas.

  Sin ir más lejos la corona española ha enviado sus condolencias al gobierno saudita y el rey se personó en los funerales. -No ha sucedido lo mismo con las personas que fueron atrapadas por el fuego en Riba de Saelices, Guadalajara, quiero decir, que ningún miembro de la corona interrumpió sus vacaciones para asistir al funeral... Siempre han existido clases, suponemos, ¡aunque las víctimas fueron once! Bueno, este sería un tema para otro artículo- Además, asistió a una cena invitado por el príncipe heredero porque según versaban las noticias ``inicialmente estaba previsto que Don Juan Carlos regresara hoy a España, pero dadas las 'relaciones magníficas' que unen a los dos familias reales, asistirá a la cena…´´, ``… Después, todos ellos participaron en un almuerzo ofrecido por el rey Abdulá, en el que Don Juan Carlos fue el invitado de honor. El rey estuvo sentado entre el monarca saudí y el heredero. En la cena de esta noche, sin embargo, Don Juan Carlos es el único invitado extranjero…´´ [Europa Press].

  Occidente, y oriente también, supongo, conocen perfectamente cómo son tratadas las mujeres en estos países –no es que occidente sea la panacea…, no vayan ustedes a pensar. Los archivos dan buena fe de ello. El maltrato está a la orden del día, por no mencionar derechos tan elementales como asistir a la universidad o elegir a la persona con la que quieres compartir tu vida. Tampoco debemos olvidar las lapidaciones, enclaustramientos a que algunas mujeres son sometidas o las violaciones que se repiten en Pakistán del orden de una cada dos horas. Pero, al fin y al cabo son sólo mujeres, dicen ellos.

  Los agresores de Mukhtaran Bibi también pensaron que ella era tan sólo una mujer y por eso hicieron lo que le hicieron. Pero esta joven mujer y viviendo en un pequeña ciudad al sur de Pakistán, Dera Ghazi Khan (Punjab) y con unos redaños que para sí quisieran muchos decidió, sabiendo lo que le venía encima, denunciar a sus violadores, es decir desafiar al poder patriarcal. Esta pequeña mujer siguió adelante con su decisión y logró, sí logró que sus violadores fueran encarcelados. Han pasado tres largos años desde aquel aciago día y aquella indómita campesina ha conseguido llegar al cuarto grado de primaria.

  Ha podido, gracias a las ayudas económicas llegadas desde diferentes partes del mundo, erigir varias escuelas en su ciudad, un servicio de ambulancias, casas refugio para mujeres. Asimismo, está comprometida en diferentes campañas: contra los asesinatos por honor, contra las violaciones y ataques de ácido que desfiguran a las mujeres.

  Esta humilde mujer ha conseguido poner en jaque al propio presidente Musharraf que celoso guardián de su imagen –los trapos sucios se limpian en casa- ha ordenado a sus lacayos tener a raya a esta insignificante personita que está resultando ser más molesta que una mosca en verano. Y como está ídem, no se le ha ocurrido otra cosa mejor que intimidarla, amenazarla con liberar a sus violadores si persiste en su deseo de viajar a Estados Unidos.

  Los comunicados oficiales han dicho las mayores sandeces posibles. El último que la madre de Mukharan se encontraba enferma y por lo tanto ésta había decidido, por iniciativa propia, (?) no salir de Pakistán. Claro nadie se ha creído semejante patraña.

  Musharraf está luchando contra el "terrorismo islámico" y, según los entendidos no lo está haciendo mal. Pero le importa un bledo el terrorismo doméstico. Alá es magnánimo y el presidente pakistaní no podía ser menos, así que ha optado por dejarla salir del país pero… ha de salir acompañada por un carabina. Mukhtaran Bibi ha dicho que no, que no viajará con guardines, que únicamente saldrá del país sola y libremente. Decididamente, ¡chapeau!

  No sabemos en qué ha terminado el conflicto pero desde aquí queremos enviar nuestro apoyo y felicitaciones a la joven Mukhtaran Bibi. Gobernudos, ¿tienen algo que decir? Sí, y también mucho par hacer.

Laotrapagina. NOTA: A continuación y por su interés intrínseco, incluimos tres reportajes aparecidos en el New York Times, Daily Times y BBC-Mundo, respectivamente, en original y traducidos.

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Viernes 15 de diciembre de 2017 - 01:44