Noticia anterior

COMUNICADO LIDIA FALCÓN [y 4]

Noticia siguiente
COMUNICADO LIDIA FALCÓN [y 4]

Hace más de un mes que en Barcelona están en prisión tres médicos, uno de ellos Carlos Morín, por el cierre y registro ordenado por el Fiscal de Catalunya de las clínicas abortistas en las que trabajaban, acusados de practicar abortos ilegales. Semanas después han cerrado dos clínicas más en Madrid. Es la primera vez en veinte años que se produce una persecución tan grave y drástica contra los médicos que practican abortos. La indiferencia del gobierno hacia este tema tan importante para la salud y felicidad de las mujeres, y su deseo de agradar a la Iglesia católica, ha permitido que se utilice perversamente el derecho a la objeción de conciencia de los médicos y sanitarios de la Sanidad Pública, de modo que muchos se niegan a practicarlo en los hospitales y lo realizan en su consulta privada, y así únicamente el 5% de los abortos se practica en la sanidad pública mientras el 95% restante ha de hacerse en las clínicas privadas. Los médicos que hoy están en prisión ayudaron a las mujeres en los años anteriores a la legalización a viajar a Londres y a Amsterdam, y después practicaron gratuitamente muchos abortos a las mujeres que no podían pagarlos. Hoy no ha habido ninguna respuesta por parte del Movimiento Feminista en Catalunya, como tampoco en otras partes de España, a esta persecución que les ha afectado a ellos en primer lugar pero que sin duda avanzará contra todas nosotras en breve, cumpliendo la profecía de Brecht*, y entonces no sabremos que hacer.

La dejación de la lucha por el aborto por parte del Movimiento Feminista, absolutamente desinteresado de este tema desde hace veinte años, ha permitido que la derecha se arme nuevamente y lleve adelante esta ofensiva, que será gravísima, contra los intereses de las mujeres y su futuro y causará numerosos sufrimientos a todas aquellas que necesiten interrumpir un embarazo no deseado.

Si el Movimiento Feminista no responde a esta nueva guerra de los reaccionarios y enemigos, demostrará que el movimiento ha muerto como algunas de nosotras hemos denunciado desde hace tiempo. Este será el tiempo más oscuro del feminismo en nuestro país.

Diciembre 2007

Texto: LIDIA FALCÓN   

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Domingo 28 de mayo de 2017 - 02:58