Noticia anterior

En peligro un derecho de las mujeres [y 2]

Noticia siguiente
¿Está en peligro en el estado español el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo en los supuestos legales? En peligro un derecho de las mujeres [y 2]

Pues sí, esa es la impresión que algunas tenemos después de la ofensiva que están sufriendo en las últimas semanas algunas clínicas de Madrid y Barcelona.

       Ayer leía que una empleada de una clínica de Madrid, fue agredida a las puertas de su casa después de haber sido amenazada en varias ocasiones. La Consejería de Sanidad clausuró en esta clínica la actividad en la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) por presuntas irregularidades en la firma y contenido de las historias clínicas. A ello la trabajadora agredida responde: Si hay alguna irregularidad, que la demuestren. Pero nada de esto justifica el acoso y las agresiones que estamos sufriendo por el mero hecho de defender los derechos de la mujer'.

       Lo grupos antiabortistas, al parecer, están organizando una nueva ofensiva y parece que no van a cejar en su empeño en los próximos días. Supongo que al calor de las navidades este tipo de posturas se recrudecen.

       Pero también tengo una seria duda y es la siguiente: ¿No será esta una campaña no casual, orquestada con tiempo y con actividades preparadas justo antes de una campaña electoral en donde se van a enfrentar dos posturas diferentes en este tipo de materias entre la derecha más recalcitrante y una izquierda moderada pero defensora de una políticas de igualdad y que, incluso ha legislado en este sentido?

       Yo soy de las que no cree en las casualidades y llevamos cierto tiempo viendo y escuchando en las principales cadenas de televisión noticias relacionadas con este tema que intentan demonizar a las clínicas que realizan este tipo de intervenciones, que hay que recordar que en unos determinados supuestos, son legales.

       Me llegan noticias desde Madrid en donde, al parecer, grupos de personas ligados a la derecha más rancia y recalcitrante amenazan con manifestarse el próximo día veintiocho de diciembre, día de los inocentes, con el eslogan de "Somos ecologistas, no matamos pequeñines". Toda una declaración de intenciones y una clara exposición del mal gusto.

       Y es que, como dice mi amiga Laura, ¿quieren hacer pensar a la sociedad que las mujeres que deciden interrumpir su embarazo o, las que defendemos este tipo de posicionamientos, no tenemos alma?

       Es que es muy fuerte. Nos encontramos ante un claro intento de eliminación de uno de los derechos básicos de las mujeres: el de parir cuando, cómo y con quien queramos. O es que ¿acaso pretenden incluso tutelar ya no sólo nuestra decisión madura y voluntaria dentro de, insisto, los supuestos legales, sino también quieren tutelar nuestros cuerpos?

       Parece que con este tipo de actitudes se quiera retroceder en el tiempo y volver a épocas felizmente superadas por las mujeres, en las que no teníamos ningún tipo de derechos no sólo en cuánto al tema que nos ocupa, sino también con respecto a otros temas o ¿hemos de recordar que el derecho al voto en el estado español es tan reciente que sólo lo podemos ejercer desde 1931? Y en medio el paréntesis de los cuarenta años de dictadura.

       Y es que, aunque parezca que no tengan nada que ver estos dos asuntos, para mí están clarísimamente ligados: Tengo la impresión que quienes pretenden eliminar nuestro derecho a interrumpir el embarazo voluntariamente en los supuestos amparados por la ley, también querrían volver a ejercer la tutela absoluta sobre nosotras, las mujeres, privándonos también de otros derechos tan elementales y fundamentales como el del voto, y así privarnos de la voz con la que podemos decir ¡BASTA YA!. Basta de agresiones a nuestra intimidad, a nuestra capacidad de decidir, a querer frenar nuestros derechos constitucionales en aras a no se sabe muy bien qué intereses.

       El viejo lema de las mujeres luchadoras por los derechos de las mujeres "NOSOTRAS PARIMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS" está, desafortunadamente, de nuevo plenamente vigente, puesto que de una forma u otra tendremos que parar estas tendencias que pretenden frenar nuestros derechos.  

                         

Texto: Teresa Mollá Castells

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Viernes 15 de diciembre de 2017 - 01:36